Crochet, ¿nos gusta?

Si os digo que voy a hablar de ganchillo pensaríamos en el pañito de la mesa camilla de casa de nuestras madres y pondríamos cara rara, pero si digo 'crochet' el tema empieza a cambiar y mucho. Aunque os advierto que algún tonto del culo os dira "mi abuela tiene eso en la televisión".

El problema es que yo tampoco tengo muy claro que me guste, aunque he visto estos bolsos en Hazel que me han hecho plantearme la opcion de llevar el crochet a mi armario de forma urgente.

La verdad es que cuando era pequeña tuve un bikini de este tejido y resulto un total desastre, porque la braguita se hace enorme cuándo te metes en el agua y no quiero ni pensar lo que pasa si hay olas.

Pero la verdad es que cuándo veo a nuestra Sara de Chanel al 100% soy capaz de borrar dicha imagen de mi mente.


Todo lo contrario que ver a Eva Longoria y semejante nube de periodistas.
Aunque no lo tengo nada claro, no puedo evitar cerrar el post con este super sofá de crochet que si pondría en mi salón sin pensar ni un minuto.




Valentina

CONVERSATION

8 comentarios:

  1. Uf!! A mi me sigue recordando a los tapetes de mi suegra jajajaja

    ResponderEliminar
  2. a mi no me gusta nada de nada. No puedo evitarlo lo odio.

    besos

    ResponderEliminar
  3. ami tampoco es que me guste demasiado...aunque el bolsito blanco es muy chulo!!!y el vestido de chanel....no me encaja demasiado..
    me gusta mucho tu blog
    besitos y buen finde
    sabasala.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. depende....creo que en su justa medida y con patrones mas modernos es una tecnica exquisita...ademas combinado con otros materiales puede ser una apuesta segura.

    ResponderEliminar
  5. me enkanta todo lo que ha creado ek kaiser!!!!
    me enkanta tu blog muakis
    sigueme: www.gabriellemode.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. me gusta mucho el bolso color coral de hazel, ideal, los demás no se no se, no me convence mucho,

    ResponderEliminar
  7. Yo también tengo un bikini de crochet que no me he atrevido a estrenar porque o bien se me clava en el cuerpo (en esos veranos de "retener líquidos" y estar algo más rolliza) o bien se me cae, si consigo llegar a julio con los dos kilitos de más a raya. conclusión... cómo me voy a atrever a llevar algo que puedo acabar perdiendo en medio de la mirada atónita de mis vecinos en la piscina del barrio??

    pues ahí sigue, en el cajón, monísimo.

    ResponderEliminar
  8. El sofá es precioso me encanta yo he tejido mucho ahora veo tejer jajaja

    ResponderEliminar